miércoles, 1 de septiembre de 2010

"EL BURRO CHINO CAPUCHINO": UN CUENTO CON RECUERDOS...


"Desempolvando" mis cositas del cole, que llevan descansando todo el verano, he encontrado un cuento que me ha sacado una sonrisa. Se trata de un cuento que se inventaron los alumnos de mi primera tutoría en Murcia (primero y segundo de Primaria). Lo guardo con mucho cariño por lo que significó para mí que los niños y niñas tomasen interés por los cuentos y por la lectura dadas las circunstancias.
Para poneros en situación os diré que el colegio donde yo comencé a trabajar en Murcia, es un centro situado en una de las zonas más desfavorecidas de la ciudad, donde las familias y el entorno no ayudan mucho al desarrollo "normal" de los pequeños desde el punto de vista educativo. No obstante, con trabajo y mucho cariño, acabé mis días en dicho cole con abrazos, lágrimas y buenos recuerdos.
El cuento es cortito y sencillo, pero lo que transmite es una bonita moraleja y una frase final preciosa. Os lo dejo...

Érase una vez un burro, Chino Capuchino, que estaba comiendo paja debajo de su casa. De repente le quitaron la paja y se quedó sin comer...
Como tenía mucho hambre salió a buscar alimento y se encontró con su amigo el caballo. Le pidió por favor que le diera paja:
- Por favor, ¿me das un poco de paja, que tengo hambre? ¿Y un poco de agua?
- ¡Pues claro amigo! ¡Come lo que tú quieras!
- Muchas gracias amigo caballo.
El burrito como agradecimiento le dio un abrazo y le dijo: ¡TE QUIERO MUCHO!
Murcia, 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada