sábado, 20 de marzo de 2010

EL LIBRO VIAJERO SIGUE TRIUNFANDO...

La idea de escribir un libro viajero no sólo motiva a los niños hacia la lectura y la escritura, además, es un motivo para que la familia y el niño/a disfruten de hacer algo juntos, y de saborear ese momento con tranquilidad, fortaleciendo a su vez los vínculos afectivos entre ambas partes.
Hoy en día encontrar un pequeño hueco para hablar, jugar, salir, etc., con los niños se hace a veces "misión imposible", pues el trabajo y las obligaciones que tiene una casa son suficiente para que los adultos estemos siempre ocupados.
No obstante la infancia pasa una vez en la vida y... ¡pasa muy rápido!, por ello os animo a compartir estos pequeños momentos con alegría y no sustituirlos por nada, puesto que... ¿hay algo más bonito y más gratificante que ayudar a crecer a vuestros hijos con vuestro apoyo y vuestro cariño? Desde aquí quiero dar la enhorabuena a todas las familias que estáis haciendo de nuestro libro viajero un libro especial y con una gran carga de cariño. ¡Mirad qué caritas! ¡Si es que la ilusión de sus miradas lo dice todo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada