domingo, 21 de febrero de 2010

UN LIBRO PRECIOSO

Hace unos días que Jaime, nuestro compi, trajo al cole un libro precioso que se convertía en un enorme castillo. En él pudimos ver todas las habitaciones que tenía, aprendimos lo que guardaban en cada una, lo que hacían los habitantes del castillo. Y nos dimos cuenta de lo diferentes que eran los castillos a nuestras casas. Algunas cosas que aprendimos son:
No tenían bombillas ni electricidad, se iluminaban con antorchas y velas.
No tenían calefacción en casa, cubrían las paredes con tapices para impedir que el frío entrase en el castillo, y se calentaban gracias a enormes chimeneas.
Vestían distintos trajes y ropas dependiendo de su posición: rey, reina, marqueses, soldados, campesinos... y hemos visto muchos de ellos.
No tenían frigorífico, por lo que guardaban los alimentos en las bodegas del castillo, que eran los lugares más fríos.
Dentro de los castillos vivían muchas familias que trabajaban para sus dueños, y había: campesinos, herreros, panaderos, tejedores...
Aquí podéis ver las fotos. ¡MUCHAS GRACIAS JAIME! Un besito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada